ACONITUM NAPELLUS

Ranunculáceas: Acónito, Casco de Júpiter, Carro de Venus.

Habita: Regiones montañosas de Francia y Europa central, Siberia meridional y Asia.

GENERALIDADES

Acción congestiva, aguda, violenta, se traduce por una tensión psíquica nerviosa y vascular, se acompaña de agitación física y mental con ansiedad.

AGRAVACIÓN:

MEJORÍA:

SINTOMATOLOGÍA

AGITACIÓN ANSIOSA CON TEMOR A LA MUERTE acompaña a todos los síntomas.

En la vida habitual: temor a caer, al atravesar las calles y a las multitudes. Angustia indefinible: la fisonomía del enfermo expresa un miedo irracional, el menor ruido le hace sobresaltarse, el más leve pensamiento le angustia. A menudo después de un terror o de las reglas.

En los estados febriles: agitación extremada, el enfermo se voltea de un lado a otro en su cama embargado por los gemidos, se declara perdido y él mismo predice el día y la hora de su muerte. La piel está seca, ardorosa; la cara roja cuando está acostado y adquiere una palidez mortal cuando va a levantarse.

Insomnio después de un susto, sueños ansiosos e intensa agitación.

Los dolores son agudos e intolerables, más marcados por la noche, con entorpecimientos y hormigueos como de insectos corriendo sobre la piel, agitación intensa y temor a la muerte. Generalmente PROVOCADOS POR UN GOLPE DE AIRE FRÍO.

Cabeza ardorosa, pesada, con batimientos y vértigos al levantarse.

Neuralgias de la cara con dolores agudos, agotantes, hormigueos y entorpecimientos que se agravan después de un enfriamiento.

Conjuntivitis aguda con enrojecimiento, fotofobia, dolores quemantes y lagrimeo después de exponerse a un viento frío y seco (nieve).

Otalgia brusca después de un enfriamiento intempestivo.

Hipersensibilidad al menor ruido, no puede soportar la música.

Boca seca, lengua hinchada. Hormigueo en los labios y punta de la lengua.

Angina aguda; enrojecimiento, dolor ardoroso, agitación, ansiedad y temor a morir.

Sed intensa por agua fría, gusto amargo; todo tiene sabor amargo, a excepción del agua (también el agua: CHINA) .

Cólicos bruscos después de exponerse al aire frío, obligando a inclinarse hacia adelante, pero sin mejoría (con mejoría: COLOCYNTHIS). Diarrea viscosa, verdosa, EVACUACIONES COMO ESPINACAS PICADAS. Abdomen caliente y doloroso.

Después de exponerse a un viento frío y seco: afonía o tos seca, CRUPAL, aparece ANTES DE MEDIA NOCHE, con intensos dolores intercostales agravados al respirar, el enfermo no puede acostarse del lado doloroso (lo contrario: BRYONIA ALBA.). Tos y dolores que se acompañan de una opresión intensa con ansiedad, temor a morir, agitación y fiebre.

Hemoptisis, sangre roja, brillante, clara. Congestión pulmonar (punto de elección: mitad superior del pulmón izquierdo).

Palpitaciones con dolores agudos en la región del corazón, ansiedad y temor a morir, pulso lleno, duro, rápido (el enfermo tiene que descansar extendido con la cabeza alta).

Orina escasa, obscura, quemante. Siempre se presenta ansiedad al principio de la micción. Ardores al orinar.

Suspensión de las reglas después de una tempestad o de un resfrío.

Dolores reumatismales agudos con entorpecimiento y hormigueos, cabeza y manos calientes, pies fríos. Enrojecimiento brillante de las eminencias hipotenar.

Fiebre: escalofríos que se agravan al menor movimiento. Calor seco, sed por grandes cantidades de agua fría.

Cara roja que se pone pálida si el enfermo intenta levantarse. AGITACIÓN INTENSA CON MIEDO A LA MUERTE. Pulso acelerado y duro (la indicación de Aconitum cesa cuando aparece la transpiración).

CLÍNICA

Aconitum conviene particularmente a las personas jóvenes y vigorosas, muy fácilmente congestivas, sensibles a los cambios atmosféricos y que completamente bien son repentinamente atacados por el padecimiento después de estar sometidos a un brusco enfriamiento. El mal siempre estalla bruscamente y los signos clínicos se manifiestan inmediatamente con una violencia e intensidad extremadas. Se recuerda la tríada sintomática de Aconitum: agitación, temor a morir, dolores intolerables, indicación segura del remedio.

Anginas. Angiocolitis. Aortitis. Blenorragia. Bronquitis. Bronconeumonía. Cefalea. Ciática. Congestión cerebral. Congestión pulmonar. Coriza. Endocarditis. Epididimitis. Fiebre. Fiebre amarilla. Gripe. Hemoptisis. Hemorragias. Laringitis. Mastitis. Melancolía. Neumonía. Neuralgias. Otitis. Palpitaciones. Parálisis. Peritonitis. Pleuresía. Sarampión. Taquicardia. Varioloides.

RELACIONES

Mentalidad:

Dolores:

Neuralgias a frigore

Tos

Fiebre, pulmones

Aconitum se desarrolla siempre sobre un sujeto de Sulphur. BRYONIA ALBA es frecuentemente su complementario.

DOSIS

6a, 30a, 200a.