ALUMINA

Oxido de aluminio: Arcilla.

GENERALIDADES

Resequedad intensa de la piel y de las mucosas. Debilidad parética generalizada o localizada (intestinos y vejiga) en relación con una afección crónica profunda.

AGRAVACIÓN: Por el frío; el tiempo seco; por la mañana al despertar; por comer patatas; periódicamente en la luna nueva o en la luna llena; después del coito.

MEJORÍA: Por el calor; los alimentos y las bebidas calientes, excepcionalmente por lavarse con agua fría.

LATERALIDAD: Izquierda.

SINTOMATOLOGÍA

Muy triste, siempre afligido y quejumbroso, gruñón, atormentado, apesadumbrado, agitado, inquieto, molesto, lleno de aprensiones. Nunca está satisfecho porque no puede fijar su espíritu. Humor variable (Pulsatilla).

Incapaz de adoptar una decisión y de realizar un proyecto. Le fatiga pensar, reflexionar lo enloquece. Hechos voluntarios de desdoblamiento de la personalidad: cuando expresa una idea, parece que la dice otra persona.

Impresionabilidad profunda. No puede ver sangre ni instrumentos cortantes: cuchillo, agujas (Silicea).

El tiempo pasa muy lentamente (Cannavis indica -lo contrario: Argentum nitricum).

Sueño molesto e inquieto, despierta frecuentemente, con sobresalto, hablando y gritando.

Debilidad intensa con paresias, retardo de la sensibilidad, disminución de los reflejos, ptosis e incoordinación (signo de Romberg).

Cefalea con catarro crónico de la nariz y vértigo frecuente.

Sensación como si la cara y alrededor de los ojos estuvieran cubiertos de clara de huevo coagulada (Graphithes).

Estrabismo por paresia de los músculos del ojo (niños con estrabismo durante la dentición).

Visión doble: los objetos parecen amarillos o como envueltos en neblina, viéndose obligado a frotarse los ojos constantemente. Paresia de los párpados superiores que se agrava a la izquierda. Ptosis (Causticum, Gelsemium, Sepia).

Engrosamiento de los párpados. Conjuntivitis granulosa.

Dolor en la espalda, dolor quemante como si un fierro caliente fuera aplicado sobre las últimas vértebras (región lumbar).

Sensación de constricción alrededor del cuerpo, como una cuerda apretada, con dolor en la columna vertebral y paresia o parálisis completa de los miembros inferiores.

Dolores en la planta de los pies al caminar, con sensación de entorpecimiento como si el suelo estuviera blando.

Entorpecimiento de los músculos glúteos al sentarse. Temblor de las rodillas. Dolores en las piernas como si los huesos estuvieran apretados fuertemente. Sensación de pesantez y vacilación en las extremidades inferiores agravándose por la noche.

No hay apetito o éste se encuentra pervertido, anormal; el enfermo tiene deseos de tomar almidón, cal, carbón, clavos de especias, granos de café, hojas de té, así como cosas ácidas e indigestas. Aversión por las papas y carnes.

RESEQUEDAD INTENSA DE LA FARINGE con enrojecimiento inflamatorio de la región posterior (Argentum metallicum): mucosidades adherentes, viscosas, que obligan al paciente a carraspear y a toser por la mañana al despertar y por la noche a FIN DE ESCLARECER LA VOZ (Baryta carbonica, Zincum metallicum).

Sensación de punzada en la garganta al deglutir.

Contracción espasmódica del esófago con dolor cada vez que el enfermo deglute. Eructaciones crónicas, durante años. Vómitos con tos seca, agotante.

Constipación sin ningún deseo de evacuar (Bryonia). Imposibilidad de evacuar aun cuando exista mucha acumulación de materias fecales. El intestino parece paralizado. Grandes esfuerzos para defecar; el sujeto se agarra del asiento y contrae todos sus músculos abdominales.

Heces: secas (resequedad intensa de las mucosas). DURAS, en pequeños trozos recubiertos de moco -o suaves que igualmente requieren gran esfuerzo para ser expulsadas, son adherentes como arcilla blanda (Platinum) entrando parcialmente en el recto (Silicea, Thuja). Sensación de presión y de excoriación después de una pequeña evacuación dura y sanguinolenta (Natrum muriaticum).

Hemorragias intestinales en la fiebre tifoidea: sangre en coágulos grandes con aspecto de trozos de hígado.

Inflamación de las alas de la nariz con grietas y fisuras, agravadas del lado izquierdo.

Resequedad de la nariz con costras y escurrimiento espeso y amarillento. Afonía frecuente porque el 1ujeto tiene la voz débil y es incapaz de sostener un esfuerzo vocal por largo tiempo. Hablar le fatiga.

Tos seca, continua, agotante, que se agrava por la noche y por la mañana. Tos que produce vómito.

Paresia vesical. El paciente se ve obligado a esperar por largo tiempo antes que la orina escurra. Hace tantos esfuerzos para orinar, como para evacuar.

Impotencia, emisiones nocturnas. Hipertrofia de la próstata con sensación de plenitud en el periné. Escurrimiento de líquido prostático durante las evacuaciones difíciles.

Reglas adelantadas, generalmente débiles y pálidas. Después: la enferma está siempre agotada física y moralmente y casi se encuentra imposibilitada para hablar (Carbo animalis y Cocculus).

Leucorrea acuosa, transparente, ácida, corrosiva, abundante, TAN ABUNDANTE QUE ESCURRE HASTA LOS TALONES si la enferma no se protege bien, se agrava durante el día y mejora por lavados de agua fría. Inflamación de las partes genitales con ardores y prurito.

Resequedad intensa de la piel. No existe transpiración. Engrosamiento de la piel de las manos; grietas por el frío.

Prurito intolerable por el calor de la cama (Sulphur), rascado hasta sangrar.

CLÍNICA

Ataxia locomotriz. Todos los estados crónicos de atonía. Constipación en los niños y en los viejos. Constipación durante el embarazo. Coriza, faringitis y laringitis crónicas. Eczema. Leucorrea. Ozena. Paresia. Parálisis. Retención de orina. Tabes.

RELACIONES

Baryta carbonica, Causticum (parálisis). Argentum nitricum (ataxia locomotriz). Bryonia, Platina (constipación) .

Complementario

Causticum.

DOSIS

30a, 200a.