ÁRNICA MONTANA

Compuestas: Arnica doronoica, Betónica de la montaña, Hierba de los predicadores.

Habita: Montañas del Centro y del Mediodía de Francia. Zonas de los Alpes de Europa Central.

GENERALIDADES

Sensación de cansancio y magulladura generalizada. Todo el cuerpo parece quebrado. Remedio de las contusiones y de los síntomas que resultan de éstas.

AGRAVACIÓN: Por el menor contacto, por el reposo, el movimiento y por el vino.

MEJORÍA: Estando acostado con la cabeza baja (hasta la cama parece dura).

SINTOMATOLOGÍA

Debilidad intensa que llega hasta la postración. TODO EL CUERPO ESTA DOLORIDO COMO SI ESTUVIERA CUBIERTO DE CONTUSIONES. Sensación de magulladura local y de quebrantamiento general después de un shock, traumatismo o de una fatiga intensa.

Depresión física y moral. Triste y taciturno, quiere estar solo, no desea que se le hable ni que se le aproximen. Todo le parece indiferente no por misantropía sino por fatiga.

Insomnio, agitado precisamente de las dos a las tres de la mañana; cambia constantemente de lugar, LA CAMA LE PARECE DURA, no duerme; despierta bruscamente, angustiado y se lleva la mano al corazón como si fuera a morir bruscamente.

Vértigo crónico, sobre todo al caminar.

LA CARA Y LA CABEZA ESTÁN CALIENTES, LA NARIZ Y EL RESTO DEL CUERPO FRÍOS.

Cefalea como si los tegumentos estuvieran contraídos agravándose a la derecha y por el movimiento.

Olor pútrido del aliento; sabor y eructaciones como huevos podridos, principalmente por la mañana.

Cólico flatulento, gases irritantes y evacuaciones pútridas con olor a huevos podridos. Evacuación involuntaria por la noche durante el sueño (Hyoscyamus, Bryonia, Conium) a menudo con incontinencia de orina.

Hemoptisis después de un traumatismo o de esfuerzos violentos musculares o respiratorios.

Tos seca, espasmódica, durante el sueño: el niño grita, llora o se lamenta antes de toser.

Fatiga cardiaca, palpitaciones que sobrevienen después de un movimiento y desaparecen por el reposo.

Reglas adelantadas, abundantes, sangre roja brillante con coágulos. Durante las reglas: cabeza caliente y extremidades frías. Durante el intervalo de las reglas: escurrimiento de sangre con sensibilidad dolorosa en la región pélvica.

Sensación de magulladura en la región uterina que le evita sostenerse derecho al caminar (Bellis perennis).

Durante el embarazo: los movimientos del feto son muy dolorosos y despiertan a la enferma por la noche. Várices de la vulva y de la vagina que se acompañan de sensación de magulladura.

En la menopausia: cansancio generalizado y debilidad intensa con palpitaciones, cabeza caliente, cuerpo frío y equimosis al más leve contacto.

Tendencia a las erupciones simétricas, miliares o de pequeños furúnculos. Equimosis provocadas. Hematomas.

CLÍNICA

Todo signo provocado por un traumatismo demanda Árnica, no hay que olvidar la acción profunda y rápida de este remedio en los agotamientos nerviosos, en el insomnio o la fatiga cardiaca consecutivas a un surmenage cerebral. La presencia de una herida contraindica el empleo externo de Árnica, que será reemplazado por Caléndula o Equinacea.

Embarazo. Anuria. Apoplejía. Conmoción cerebral. Congestión cerebral. Cansancio. Epistaxis. Fracturas. Furúnculos. Hemoptisis. Hemorragias. Laringitis. Púrpura. Ciática.

RELACIONES

Rhus toxicodendron (cansancio, agitación). Bellis perennis (traumatismo pélvico). China Officinalis, Ipeca. (hemorragias). Lachesis, Sulphur acid. (equimosis). Cactus glandiflorus. (corazón)

COMPLEMENTARIO FRECUENTE

Natrum sulphuricum.

DOSIS

6a. 30a. y 200a.