LYCOPODIUM

Licopodiáceas: Lycopodium clavatum, Pie de lobo, Musgo terrestre.

Habita: Europa, Asia y América.

Generalidades

Enfermedades crónicas progresivas, profundas, con trastornos digestivos y hepáticos. Litiasis biliar y renal.

AGRAVACIÓN: Lado derecho, de derecha a izquierda, de adelante hacia atrás, estando acostado sobre el lado derecho, de las 16 a las 20 horas y por aplicaciones calientes.

MEJORÍA: Por el movimiento, después de media noche, por los alimentos y las bebidas calientes, por el frío,  al  aire libre y por descubrirse.

LATERALIDAD: Derecha.

Sintomatología

Triste y deprimido se siente de mal humor; ha perdido toda la confianza e sí mismo, siente las responsabilidades  y las exagera.

Fácilmente se desespera, frecuentemente ansioso, sobre todo por la tarde, tiene horror a la gente,* no desea hablar y entretanto no quiere a nadie para estar solo (lo contario: Sep.).

Irritable extremadamente y susceptible, HABLA CON VEHEMENCIA, SE EXPRESA EN TÉRMINOS VIOLENTOS Y MONTA FRECUENTEMENTE EN COLERA; explosiones de cólera brutal en el curso de los cuales pierde todo control.

Parece mucho más viejo de lo que es. Arrugas profundas y prematuras. El niño tiene aspecto de viejo. Cara amarillenta con MANCHAS AMARILLAS EN LA REGION TEMPORAL.

Sobresaltos durante el sueño. Sueños de accidentes. TIENEN MUY MAL HUMOR AL DESPERTAR.

Pérdida de la memoria (Anac.). No encuentra la palabra justa para expresarse,  tiene dificultad para comprender, tiene trabajo para seguir una conversación. Confunde las palabras y las sílabas. Olvida  al  escribir  las letras y las palabras.

Cefalalgia con pesantez que se agrava cuando el sujeto tiene hambre o calor, mejoría al comer o descubrirse (lo contrario: Sil.). Cefalea por irregularidades en las comidas. Cabeza muy sensible: dolor vivo por un paso en falso (Bell.); batimientos en la cabeza después de cada paroxismo de tos (Natr. mur.).

Vértigo por la mañana al levantarse y después de haberse levantado (Bry., Puls.).

Resequedad de los ojos con dolores vivos que se agravan por la noche (Sulph.). Ulceración y enrojecimiento de los párpados con orzuelos (Puls.).

Por la tarde el enfermo no puede ver porque está cegado por la luz. VE SOLAMENTE LA MITAD IZQUIERDA DE LOS OBJETOS,* especialmente con el ojo derecho (Lith. carb.).

Sordera con o sin escurrimiento del oído, amarillo e irritante. Eczema detrás del pabellón de los oídos (Graph.).

Lengua seca, blanquizca, con pequeñas vesículas en la punta (Natrum c., Sulph.)  y  sale  involuntariamente  de la boca, con mandíbula inferior caída,* sobre todo en los estados graves. Encías hinchadas y dolorosas, dientes muy sensibles. Piorrea.

ANGINA AGRAVADA A LA DERECHA, EVOLUCIONANDO DE DERECHA A IZQUIERDA con sensación de constricción tan aguda que el enfermo no puede deglutir; los alimentos y los líquidos son regresados por la nariz. Dolor que empeora después del sueño (Lach.) y por las bebidas frías, mejoría por las bebidas calientes (lo contrario: Lach.).

Sabor ácido. Deseo de cosas azucaradas (Arg. nitr., Kali carb., Sabad., Sulph.). Aversión por el pan (Chen. gl. aph.) y el café. Siempre enfermo después de la ingestión de ostiones.

Hambre voraz que se satisface después de haber ingerido algunos bocados. Hambre por la noche con sensación de debilidad (Petr., Psor.).

SENSACIÓN DE PLENITUD DESPUES DE HABER COMIDO, aun cuando haya ingerido muy poco.

Eructaciones incompletas, quemantes con ARDOR INTOLERABLE persistente a nivel de la faringe, durante horas con náuseas y vómitos por la mañana.

DISTENSIÓN ABDOMINAL* con ruidos y borborigmos por acumulación extremada  de  gas  mejorando  por  su expulsión. Distensión inferior (superior: Carbo veg., total: Chin.), agravación de las 14 a las 20 horas.

Dolor abdominal que comienza en la derecha para terminar en la izquierda en el ángulo esplénico del colon, que se alivia bruscamente después de la emisión de gas intestinal.

Pesantez en el hipocondrio derecho, no se puede acostar sobre el mismo lado. Hígado sensible y doloroso.

Constipación crónica con deseos ineficaces de evacuar; heces duras, pequeñas, insuficientes, arenosas, difíciles de expulsar en razón de una contracción espasmódica dolorosa del ano. Hemorroides procidentes, dolorosas al tacto y cuando el enfermo se sienta; mejoría por el baño caliente.

NARIZ OBSTRUIDA, no puede respirar, igualmente la boca abierta. El niño no puede respirar por la noche, se frota la nariz durante el sueño y al despertar. Carraspea y sorbe constantemente. BATIMIENTOS DE LAS ALAS DE LA NARIZ* (Ant. tart., Phos., Chel.).

Tos irritante como de vapores de azufre que se agravan por la noche con repercusión dolorosa en la cabeza. Expectoración espesa, gris, salada (Mag. c., Sep.). Disnea.

Orina con sedimento de arena roja, no adherente (adherente: Sep.). DISMINUCIÓN DE LA UREA. Acetona (Sen.).

El niño llora antes de orinar* pero se mejora durante la micción (grita antes y durante de la micción: Staph.), arena en los pañales.

Dolor en la espalda antes de la micción. Escalofrío generalizado que sacude todo el cuerpo al finalizar la micción.

Impotencia en los individuos jóvenes después del onanismo o excesos. Emisiones prematuras (Agn., Calad., Sel.).

Varicocele. Impotencia de la senectud a pesar de tener deseos violentos con erección.

Reglas retardadas muy prolongadas. Antes del período: tristeza y prurito vulvar. Durante las reglas: dolor en el ovario derecho (Iod.). Escurrimiento de sangre por la vagina durante la defecación (Iod.). Leucorrea lechosa y quemante. Expulsión de gas por la vagina. Varices vulvares.

Dolores vivos, presivos, tirantes, en la espalda y las extremidades, aparecen bruscamente y desaparecen de la misma manera, con agravación a la derecha, de las 16 a las 20 horas, mejoría al desabrigarse.

Debilidad de los brazos con entorpecimiento de los mismos por la noche y dolores nocturnos en los huesos del codo.

Sacudidas violentas y bruscas en las piernas durante la noche. Un pie caliente y el otro frío. Dolores como producidos por una piedra bajo los talones.* Sudores abundantes de los pies.

Piel amarilla, arrugada y partida. Furúnculos, acné, intertrigo; eczema sobre todo atrás del pabellón del oído.

Várices superficiales y profundas, sobre todo de la pierna derecha. Tumores eréctiles.

Fiebre que aparece de las 16 a las 17 horas, con sensación de frío glacial, seguido de una sensación de ardor entre las dos escápulas (Phos.) y sudores generalizados más marcados a nivel del pecho.

CLÍNICA

Lycopodium conviene particularmente a los sujetos intelectualmente activos y físicamente débiles, que tienen una actividad cerebral y una vida sedentaria. No practican ningún ejercicio, presentan un tórax enflaquecido y un vientre grueso y suave, que se distiende inmediatamente después de las comidas.

Aneurisma. Angiocolitis. Anuria. Aortitis. Arteriosclerosis. Azotemia. Bulimia. Bronquitis. Bronconeumonía. Cáncer. Catarata. Colecistitis. Cirrosis. Cólico hepático. Cólico nefrítico. Constipación. Difteria. Disentería. Dispepsia. Eczema. Espermatorrea. Esterilidad. Fiebre puerperal. Fiebre tifoidea. Flatulencia. Gastralgia. Gota. Hemicrania derecha. Hemiopía. Hemorragias. Hemorroides. Impotencia. Insuficiencia hepática. Intoxicación por ostiones. Litiasis biliar. Litiasis renal. Melancolía. Nefroptisis. Neumonía. Neuralgias. Palpitaciones. Psoriasis. Piorrea. Reumatismo. Sífilis. Tuberculosis. Úlcera del estómago. Uricemia.

RELACIONES

De una manera general, no comenzar nunca el tratamiento de un estado crónico por Lycopodium, donde su acción puede provocar inmediatamente trastornos graves si las funciones hepáticas y renales no han sido atendidas previa y convenientemente estimuladas. En los casos de agravación por poner en libertad brutal las toxinas, China es generalmente el remedio indicado.

Complementarios

Chelidonium, China, Iodum, Lachesis.

DOSIS

30a, 200a y Mil.