PETROLEUM

 

Petróleo.

Alteraciones profundas de la piel, agravadas durante el invierno. Diarrea crónica que se presenta únicamente durante el día. Molestias provocadas o agraviadas por andar en carruaje y por una emoción.

MEJORÍA: Por el calor y el reposo.

Durante el sueño o el delirio: el enfermo se imagina que una persona está acostada junto a él; se levanta bruscamente y quiere salir de la cama. Piensa que es doble* (Bapt.) que una de sus piernas es doble, que tiene dos niños en su cama (en el curso de una fiebre puerperal).

Irritable, riñe de todo, se siente ofendida por nada y tiene muy mal humor al despertar (Nux vom.).

Tendencia a asustarse, fácilmente ansioso. Cree que la muerte está próxima (Acon.) y que tiene que apresurarse a poner en orden sus negocios.

Debilidad de memoria, no puede coordinar sus pensamientos, se pierde en las calles que conoce bien (Baryta carb., Nux vom.).

Vértigos al levantarse (Bryo.) POR ANDAR EN CARRUAJE, FERROCARRIL O BARCO (agravación al aire libre: Cocculus ind.; mejoría al aire libre: Tab.), alivio por cerrar los ojos (Lach., Mag. p., Ther. ---- lo contrario: Tab.) y por el reposo.

Dolores que aparecen y desaparecen brúscamente (Bell., Mag. phos.) con sensación de pesantez en la región afectada, provocada habitualmente por un cambio atmosférico: frío, tempestad o después de una emoción.

CEFALEA OCCIPITAL: sensación de pesantez y batimientos en la región occipital con náuseas y vértigos, agravación estando acostado, mejoría por una epistaxis (Melil.). Cefalea occipital periódica (Sil.).

Presión sobre los ojos, sobre todo por la tarde a la luz. Sensación de piquetes y ardor con prurito a nivel de los párpados. Fisura a nivel del ángulo de los párpados con comezón intensa (Graph.).

Audición disminuida con cefalea occipital frecuente, ruidos insportables en los oídos como si el agua o el viento se introdujeran en los oídos, sobre todo durante una conversación. El oído se obstruye durante las eructaciones. Eczema retroauricular muy sensible al tacto con pruritos intensos (Graph.).

Dientes cubiertos de tártaro, encías hinchadas y dolorosas; fístulas dentarias recidivantes con adenopatía submaxilar.

Lengua blanca con manchas amarillas y pequeñas ulceraciones aftosas. Aliento fétido, olor a ajo.

Aversión a la carne, a los alimentos grasos y a la col, que provocan diarrea.

Sed intensa, sobre todo por la cerveza (Kali bich.). Hambre canina inmediatamente después de la evacuación. Hambre por la noche que le hace levantarse para comer (Natr. carb., Psor.).

Náuseas durante todo el día, por la mañana con acumulación de agua en la boca, cefalea occipital y vértigo. NAUSEAS POR ANDAR EN CARRUAJE, FERROCARRIL O EN BARCO (Cocc., Tab.). Vómitos bruscos y violentos.

Trastornos gástricos, distensión, pesantez, molestias mejoradas temporalmente por comer (Anac.). Sensación de frío en el estomago y en el abdomen (Colch., Oxal. ac.).

DIARREA SOLAMENTE EN EL DÍA (Phyt.), nunca por la noche; evacuaciones acuosas, sanguinolentas, abundantes, expulsadas en chorro, algunas veces involuntarias, seguidas de adolorimiento del colon y del ano con agotamiento profundo. DIARREA DESPUES DE HEBER COMIDO COL O BERZA.

Hemorroides con ardores y prurito en la región anal.

Sensación de enfriamiento alrededor del corazón (Carb. an., Natr. mur.). con ansiedad precordial. Pulso débil y lento, muy rápido al más leve ejercicio.

Nariz seca, fosas nasales ulceradas con formación de costras. Epistaxis. Cefalalgia mejorada por epistaxis.

Afonía sobre todo después de medio día. Tos seca, profunda, con opresión por la noche y agravación en el invierno y por el aire frío.

Inflamación crónica de la uretra y la vejiga: orina turbia, fétida, sedimento rojizo y muy adherente (Sep.).

Humedad constante de los órganos genitales externos, con sudores ofensivos y erupciones   (Sulph.).

Herpez y eczema sobre el escroto que se extiende al periné y a las caderas con prurito y escurrimiento.

Reglas adelantadas y cortas. Antes del período: batimientos en la cabeza (Kreos.). Leucorrea abundante, albuminosa, con pruritos locales, herpez y eczema húmedo.

Dolor reumatismal con sensación de herida y rigidez en las articulaciones con agravación por los cambios de temperatura (Phos.) y sobre todo antes de una tempestad (Rhod.). Crujidos en las articulaciones (Caust., Nat. c.).

PIEL SECA, GRUESA Y RUGOSA, con fisuras profundas y pequeñas manchas amarillas más marcadas sobre los brazos. La piel está enfermiza, la más pequeña herida supura* (Hep., Sil.). Sabañones. Fisuras y grietas en la punta de los dedos y que empeoran en invierno.

ERUPCIONES SUPURADAS, con vesículas más o menos confluentes que dejan escapar un escurrimiento claro y acuoso que forma costras amarillas. Pequeñas vesículas (largas y extendidas: Rhus tox.), Pruriginosas, ardorosas y siempre húmedas. SIEMPRE AGRAVACIÓN POR EL FRIO Y EL INVIERNO. Localización: cuero cabelludo, atrás del pabellón de la oreja, alrededor de la boca, cara dorsal de las manos, entre los dedos de los pies, partes genitales y perineo.

Transpiración abundante de olor penetrante de las partes genitales, axilas y los pies.

CLÍNICA: Angina de pecho. Audición (trastornos de la). Coriza crónica. Diarrea. Dispepsia. Eczema. Grietas. Mal de mar. Migrañas. Náuseas y vómitos. Psoriasis. Reumatismos. Sabañones. Ulcera del estómago. Vértigos.

RELACIONES: Aloe (hambre durante la evacuación). Alumina (piel que se agrava durante el invierno y mejora en el verano). Borax (cefalea después de la epistaxis). Graphites (eczema húmedo atrás del pabellón del oído). Thuja (erupciones húmedas sobre las partes genitales).

Complementario: Sepia.

DOSIS: 30a y 200a.