SULPHUR

Generalidades

Azufre.

Auointoxicación (Psora). Piel ardorosa con erupciones pruriginosas. Orificios rojos. Imposibilidad de sostenerse en pie. Desfallecimiento a las 11 de la mañana. Dolores que se presentan contínua o periódicamente.

AGRAVACIÓN: Por el reposo, por sostenerse de pie, a las 11 de la mañana, por la noche, por el calor de la cama, al lavarse, por bañarse y por todos los estimulantes.

MEJORIA: Por el tiempo seco y caliente y estando acostado sobre el lado derecho.

LATERALIDAD: Izquierda.

Sintomatología

DOLORES QUE REAPARECEN CONTINUAMENTE. Tendencia a la cronicidad. El enfermo está impaciente, contradice a todo y busca querella. Vivamenteimpresionable se calma rápidamente, agitado, atareado, pero casi soñador, absorto, se cree en posesión de inmensas concepciones e ideas grandiosas.

MUY FATIGADO sobre todo por la mañana. Aversión a todo ejercicio físico. NO PUEDE SOSTENERSE   DE PIE.

Vértigos que empeoran por la mañana, al aire libre y al agacharse.

Sueño ligero, el menor ruido le despierta. Agitado y con ardores tiene DESEOS CONSTANTES DE BUSCAR UN LUGAR FRESCO.

Dolores “QUEMANTES”.* Todo está quemante: la piel, las secreciones y las excresiones osn irritantes. DESEO DE AIRE FRESCO, PERO CON HORROR AL AGUA, aversión a lavarse y a los baños.

Cabeza caliente, pies fríos. Sensación de calor constante sobre el vértice de la cabeza con presión dolorosa, tensión y batimientos que se agravan por la mañana, con oleadas de calor. Migrañas periódicas todos los meses o cada 15 días.

Ojos congestionados con enrojecimiento, ardores y prurito. Los bordes de los párpados se encuentran aglutinados y rojos, empeorando por la mañana, pruriginosos y se agravan por la tarde. Lagrimeo ardoroso más intenso por la mañana. Fatiga de los ojos con ardor al moverlos (Nat. m.). Halo alrededor de todo foco luminoso (Phos.).

Pabellones de los oídos rojos y ardorosos. Zumbidos que se empeoran por la noche en la cama. Dolores agudos agravados en el oído izquierdo.

Labios secos, de color ROJO VIVO, ardorosos. Lengua seca, temblorosa, blanquizca en la parte media y en los bordes y MUY ENROJECIDA EN LA PUNTA.

Sabor amargo al despertar. Resequedad en la faringe con sensación de ardor que se empeora de izquierda a derecha.

Bebe mucho pero come poco. Aversión a la leche y a la carne. Deseo violento por tomar alimentos azucarados (Arg., Lyc.). Eructaciones amargas o pútridas, ardores gástricos y acidez.

SENSACIÓN BRUSCA DE DEBILIDAD A LAS 11 DE LA MAÑANA con hambre canina que mejora al comer un poco.

Abdomen caliente, distendido, pesado, doloroso, sensible, con borborigmos y eructos. Emisión de gases con olor a huevos podridos que empeora por la tarde y por la noche.

Constipación con deseos frecuentes e ineficaces (Nux vom.). Evacuaciones duras, fétidas, en pequeños trozos, insuficientes, cada dos o tres días, con dolor rectal. Deseo urgente de defecar que no puede efectuar a causa del dolor.

Diarrea IMPERIOSA que se agrava COMO A LAS CINCO DE LA MAÑANA Y QUE OBLIGA AL ENFERMO A SALIR RAPIDAMENTE DE LA CAMA.* Evacuaciones acusas, frecuentes, abundantes, amarillas y fétidas que se empeoran por la leche /Lyc., Natr. carb., sep.). Prolapso renal.

Ano rojo y excoriado. Hemorroides con sensación de presión, de herida, picazón, ardor y prurito (Aesc.). Erupción pruriginosa perianal.

Inflamación de las alas de la nariz que están rojas, secas y costrosas. Ardores y pruritos. costras secas que sangran fácilmente.

Nariz seca. Estornudos por la mañana y por la tarde. Coriza crónica de mal olor (Puls.). Olores imaginarios como de azufre, resina, jabón, materias fecales, etc.

Opresión frecuente CON DESEO DE ESTAR AL AIRE LIBRE y de tener las ventanas abiertas. Sensación de peso intenso sobre el pecho con ansiedad y deseo de hacer inspiraciones profundas, sensaciones de debilidad cuando el enfermo habla (Phos., Stan.).

Afonía por la mañana. Tos seca por la noche, floja durante el día con expectoración purulenta, grisasea y dulzona. Dolores agudos en el lado izquierdo que irradian a la espalda y se agravan cuando está acostado en posición supina, por el movimiento y por la respiración profunda. Ardor a nivel del omóplato izquierdo.

Palpitaciones frecuentes que se agravan por la noche (Merc., Puls.). El corazón parece muy lleno (Glon.). Dolores bajo el pezón izquierdo que irradian a la espalda con oleadas de calor y sensación de debilidad.

Deseo constante e imperioso de orinar que empeora por la noche. Ardor durante la micción. Orina rebotada recubierta de una película grasosa.

Relajamiento completo del escroto, los testículos cuelgan (Varicocele). Sudores irritantes y prurito que se agrava por el calor de la cama.

Reglas retardadas, generalmente abundantes, se suspenden brúscamente al tercer día, son de sangre espesa, negra, irritante. Durante el período: abdomen distendido y constipación.

Oleadas de calor y fenómenos congestivos con reglas insuficientes.

Leucorrea abundante, amarillenta, irritante. Pruritos vulvares (Ars., Sep.) que empeoran por el calor de la cama y estando acostada.

Dolor sacrolumbar con sensación de debilidad y fractura, no puede levantarse sin sostenerse la región renal con las manos. Dolor a nivel del cóccix al ir a evacuar.

Rigidez de las rodillas con crujidos. Temblor de las manos al escribir con dolor en las puntas de los dedos. Sacudidas bruscas en los miembros al estar dormido.

Calambres en los gemelos, los talones y las plantas de los pies. ARDOR INTENSO DE LOS PIES POR LA NOCHE CON DESEOS DE BUSCAR UN LUGAR FRESCO, el enfermo saca los pies de la cama (Sang.).

Piel seca, áspera, con erupciones secas, escamosas y pruriginosas. Comezones que se agravan por el calor y el lavado, mejoría por el rascado, seguida por un ardor intenso.

Piel enfermiza. Toda pequeña herida tiende a supurar (Hep.). Puntos negros y comezones sobre la frente, la nariz y el mentón. Acné sobre la frente y en la espalda. Furunculosis persistente. Olor desagradable de la piel. Sudores irritantes.

ALTERNANCIA DE ERUPCIONES CON OTROS PADECIMIENTOS: asma, hemorroides, etc.

CLÍNICA

Sulphur puede encontrar su indicación en todas las enfermedades. a principio de una enfermedad eruptiva favorece la salida del exantema, evitando toda complicación. Al declinar las afecciones agudas ayuda a la convalecencia impidiendo todo paso a la cronicidad. En el curso de enfermedades crónicas y sobre todo al iniciarse un tratamiento Sulphur  “aclarará el caso” (NASH), porque su acción eliminatoria puede favorecer los desechos tóxicos y toxínicos mejorando rápidamente al enfermo, haciendo desaparecer inmediatamente los numerosos síntomas secundarios de inútil valor.

Acné. Albuminuria. amenorrea. Aneurisma. Arteriosclerosis. Artritis. Ascárides. Atrepsia. Blenorragia. Blefaritis. Bulimia. Bronquitis. Bronconeumonía. Cáncer. Cefalalgia. Cólera infantil. Colecistitis. Congestión cerebral. Congestión pulmonar. Constipación. Convulsiones. Coriza. Diarrea. Disentería. Disnea. Eczema. Embarazo. Endocarditis. Epilepsia. Fiebre. Fiebre puerperal. Flatulencia. Furúnculos. Gastralgia. Gota. Hemicrania izquierda. Hemoptisis. Hemorragias. Hemorroides. Herpes zona. Hipertensión. Incontinencia de orina. Insomnio. Melancolía. Meningitis. Menopausia. Metritis. Neuralgias. Neumonía. Obesidad. Otitis. Ozena. Palpitaciones. Panadizo. Peritonitis. Pleuresía. Prurito. Psoriasis. Reumatismo. Sarampión. Sinovitis. tuberculosis. Várices. Vértigos.

RELACIONES

Sulphur es el complementario habitual de la acción de: Aconitum, Aesculus, Aloe, Arsenicum, Bryonia, Nux vom., Pulsatilla, Rhus tox. su administración prolongada conduce a la indicación de Thuja.

Complementario

Psorinum.

DOSIS

30a y 200a.